Cómo guardar o almacener la ropa de cuero y piel

La ropa y los zapatos de cuero deben guardarse siempre en un lugar ventilado. La ropa no debe colgarse al revés, y los zapatos deben guardarse con una horquilla. En ningún caso deben almacenarse en bolsas de plástico o en un ambiente húmedo. El cuero se moldea muy rápidamente y tiene un fuerte olor a moho. No almacene cueros de colores claros al lado de cueros oscuros. Existe el riesgo de que el cuero de color claro se decolore.